Las drogas y la creatividad.

Hendrix
Hendrix. Drogas y creatividad.

¡¡Te comes un tripi y a diseñar!!

Voy a hablaros de un tema un tanto complicado. Por lo que se va a poder extraer de éste post y por lo enfrentadas que están las posturas en este tema. Además, vamos a tratar el uso de sustancias ilegales, por lo que el tema se complica aún más. Pero en resumidas cuentas y para que no haya malos entendidos, simplemente explicaré mi experiencia en el tema drogas/diseño.

No voy a explicar que drogas he consumido, no quiero que esto se convierta en un reto para nadie o motivo de experimentación, pero si diré que toda la leyenda sobre la creatividad y las drogas no es más que una puta mierda medida para vender más. Si, al final del argumento siempre se encuentra el mismo motivo, el dinero.

Toda esta leyenda viene de gente como Janis Joplin, Jimy Hendrix, Jim Morrison… Una época en la que se experimentaba mucho con drogras ya que se las veía como una especie de revolución contra el sistema establecido, la liberación del alma y mil historias más patrocinadas por el gobierno de los Estados Unidos.

Si, lo sé, que puto paranóico, pero si el propio gobierno pide disculpas por experimentos como el MK-ULTRA, por algo será, no?

El caso es que los yonkies mencionados fueron artistas muy considerados por su gran talento, pero pronto se vendió la imagen y la idea de que ese gran talento era debido al uso de drogas psicotropicas entre otras cosas.

Ya os digo que eso es una puta mierda romántica. Que esa gente tenía un talento desmesurado y que consiguieron plasmarlo en la música a pesar de ser unos yonkis. Y si, digo a pesar por que el uso de drogas nunca hizo que su trabajo fuera mejor, es más, posiblemente, limpios de mierda sus trabajos serían mejores. Pero se relacionó el consumo de LSD, heroína y otras sustancias con un estilo de vida concreto para poner en marcha un sistema de control de masas. Oh si, suena conspiranóico total. Pero si, quien debía hacerlo ya reconoció que todo ese movimiento fue orquestado por un gobierno que tenía ciertos intereses. Así que relacionar LSD, libertad y fama hacía que esa sustancia fuera consumida por millones de jóvenes. Millones de sujetos para el estudio.

Si piensas que comiendote un tripi te vas a convertir en un artista de la hostia, colega, eres gilipollas. Investiga, desarrolla, estudia, crea, vuelve a crear, a estudiar, a desarrollar, a investigar… Cada vez serás mejor, tu trabajo cada vez será mejor. Pero un tripi o un porro no va a hacer que diseñes mejor. Hará que la mierda no te sepa a mierda, pero seguirá siendo una mierda.

Me voy a poner fino.

Y me siento con unos colegas, y tenemos papel y lapiz. Hacemos un brainstorming (perdón, mejor en castellano, la lengua más rica del planeta e infrautilizada por la gente guay). Compartimos todas las ideas que se nos vienen a la cabeza de manera compulsiva sin descartar ninguna, la traducción sería tormenta de ideas… de quedados. Empiezan a surgir ideas que apuntamos. Unas llevan a otras y sin darnos cuenta estamos tirados por el suelo partiendonos el culo. Seguimos con la fiesta apuntando cosas de vez en cuando. ¿Te das cuenta? de tormenta de ideas pasamos a fiesta.

Al día siguiente repasamos las notas, nos volvemos a reir de todas las gilipolleces que dijimos y del pedo que nos pillamos. De todo lo escrito nada vale la pena. Es todo una puta basura que no sirve para nada.

Pruebo sin amigos, algo más introspectivo y fuerzo a mi mente a trabajar en diseñar, en abrirme para explorar nuevos conceptos. Escribo, pinto, dibujo, diseño, compongo… Lo dejo todo grabado.
En pleno proceso de creación me parece que estoy haciendo cosas interesantes. Uso colores y combinaciones que pueden funcionar, o al menos eso me lo parece a mi. Compongo letras que… JODER!! Les va a encantar a los chicos de mi grupo!!! Y este diseño!!! Me encanta.

Voy a comer algo, un sandwich rápido, no me apetece hacer nada elaborado. Es que cuando fumo no me apetece complicarme la vida, solo quiero tumbarme y dejarme llevar dentro de mi cerebro en un viaje sin sentido. Bajo esas circunstancias ¿como pretendes currar y que salga algo bueno?. No es posible. Si sale algo bueno es pq eres bueno en lo tuyo y a pesar de estar «puesto» has sido capaz de sacar algo. Después de malcomer, beberme un refresco y reposar mi pedo, vuelvo al despacho y repaso todo lo que he creado, ¿conclusión? No he hecho más que perder el tiempo de una manera estúpida. Todo lo creado es como poco, mediocre.

El 99%.

Me pasaba que cuando me drogaba, creía que tenía ideas increibles. Que iba a revolucionar el mundo. Pero estoy demasiado drogado como para ponerme a ello en ese momento, así que espero tranquilamente a que se me pase. Cuando se me pasa intento recordar cual era esa idea tan genial. El 99% de las veces la idea era, simplemente una puta gilipollez. Si mi idea estaba en el 1% restante, resulta que el 99% de las veces de ese 1% restante, la idea ya la había tenido otro, tenía nombre y estaba comercializado. Así de sencillo.

El trabajo mecanizado. Odio maquetar.

De todas las cosas que me tocan por mi trabajo, maquetar, es de largo, la que más me hincha las pelotas. No lo soporto. Bueno si, que soy un profesional. Es un trabajo muy mecanizado lejos de ser sota, caballo, rey. Porque tienes que ir corrigiendo miles de cositas tales como viudas, huerfanas, interlineados, fuentes, tamaños, interletrados… Pequeñas variaciones hacen que te cambie una página entera y que tengas que rehacer lo reecho. ¿Un petilla para hacerlo tranquilamente? No funciona. Te vuelves despistado, quieres hacerlo rápido para poder tumbarte, te haces menos exigente… en fin, ni en esa clase de trabajo sirve.

En resumidas cuentas.

Drogarte para crear solo sirve para perder el tiempo, bloquearte y/o hacer trabajos mediocres. Las drogas, todas sin excepción, a larga terminan siendo psicodepresivas. Eso significa que tus creaciones se van «oscureciendo» y eso hace que tu mercado se reduzca. Así de simple. Serás un puto creativo depresivo. ¿Quien quiere un creativo depresivo? Solo vales algo si estás a punto de palmar y tienes mucha fama. Entonces esperaremos a que mueras para hacer de ti una leyenda que de más dinero del que daba tu trabajo.

Yo nunca consideraré a Jimy Hendrix el mejor.

Por una sencilla razón. Nos quitó, con su muerte, más de lo que nos dió. Y mientras que en la tierra solo quedan huesos y 4 Lp´s, otra gente, como B.B. King, ha seguido luchando, creando, atravesando el tiempo. Amando su arte y su creatividad y exprimiendola hasta el final, dejando un legado que demuestra su excelencia a lo largo de toda una vida y empapando a unas cuantas generaciones. Jimi Hendrix, si, te lo reconozco todo, pero nunca podremos saber si hubieras superado esa época.

Y esa, amigos, es mi humilde opinión.

Sobre DaveLopez 60 Artículos
Mi nombre es David López. Soy un diseñador gráfico madrileño responsable de imagen de algún lugar. Adoro mi trabajo y todo lo que le rodea. Experto en diseño gráfico, web y multimedia, así como en otras muchas disciplinas. Una especie de deportivo todo-terreno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*