La regla 80 – 20 o regla «Pareto».

El 20% del esfuerzo para el 80% del objetivo.

Me encanta esta regla y todo lo que puede derivar de ella.

Gracias Vilfredo Pareto* por ella.

Vilfredo Pareto fue un sociólogo, economista y filosofo italiano, aunque nacido en Paris en 1848.
Se dió cuenta de que, por aquél entonces, el 80% de la riqueza mundial estaba repartido en el 20% de las personas y es por ello que la regla lleva su nombre, aunque fue realmente Joseph M Juran quien desarrolló la regla y la promulgó.

Desde aquí se puede desarrollar la idea del 80/20 de la idea en si.

Puedes decir, por ejemplo, que el 80% de la mierda, cae del 20% de las vacas.
Tampoco hay que cebarse en el porcentaje, eh? tenedlo claro. No tiene pq ser un 20, puede ser un 18.
Lo que importa es la idea.

Otras maneras de formularlo (pq es una regla un tanto abierta) serían:

El 80% de los errores vienen del 20% de los componentes.
El 80% del beneficio viene del 20% de los productos.
El 80% del aprendizaje procede del 20% del estudio.

Pero la más general de todas, la que se pone de ejemplo práctico es:

El 20% de las causas genera el 80% de las consecuencias.

Esto transforma en crítico ese 20% y hace que nos fijemos en ese 20% para ser eficientes.
Mejorando ese 20% del diseño, mejoraremos el 80% del producto.

Llevemos esto al diseño.

El primer caso práctico lo vamos a ver en la productividad.

Dos casos, uno de maquetación y un diseño de un cartel.

El primera caso, vamos a pensar en maquetar un libro. Pensemos en como hacer el 80% del trabajo con el 20% del esfuerzo.
Parece absurdo pero no es así.

Me curro una portada, contraportada, un índice y preparo las fotografías que pueda haber. Monto la maqueta en InDesign (es lo que yo uso) con sus márgenes, sangre, tipo de letra, etc.
Tardo un par de horas en tener un gran porcentaje de mi objetivo con poco esfuerzo. Solo queda maquetar el texto. Es lo más tedioso, pero el tener todo lo demás terminado, hace que me pueda centrar solo en eso. Solo tengo que ir cortando y pegando preocupandome «solo» de encajar el texto, de tal manera que tenga sentido su distribución en páginas, capítulos, etc.

Esta manera de trabajar me ha salvado el culo muchas veces, pq con ese pequeño comienzo de portada, índice, contraportada, tipo de letra, etc, tengo mucho que enseñarle al cliente y éste me dejará un tiempo libre sin presión para trabajar a gusto.

¿Parte negativa? Que el 20% final requiere del 80% del esfuerzo. Parece que no, pero cuando maquetas un libro hay que ir y venir muchas veces evitando viudas, huerfanas, cuidando el interlineado, fuentes, tamaños, texto envolvente… Ha habido veces en los que he tardado más en terminar una sola página que en hacer dos o tres capítulos.
Hay momentos en los que todo parece ir rodado y un par de caracteres te meten en problemas.

Pasa lo mismo, por ejemplo, con el diseño de carteles. En poner la información y los logotipos tardas relativamente poco. El texto suele estár definido, solo hay que elegir una tipografía adecuada, la cual es fácil de cambiar. Los logotipos son los que son, te los suelen dar y no puedes poner los que a tí te de la gana, así que solo queda el arte final, el motivo del cartel. Lo que implica el verdadero trabajo. A veces, el desarrollo del mismo te pide que cambias tipografias y ubicaciones, pero en eso apenas se invierte esfuerzo. Otra vez, el 20% del esfuerzo para el 80% del trabajo.

En el estudio. Estudio de estudiar, eh?

Yo toco la guitarra. Me gusta.
Alcanzar cierto nivel apenas me costó. Iba muy rápido. Se puede decir que con el 20% de mi esfuerzo aprendí el 80% de lo que sé.
Pero a partir de ese 80% me cuesta muchísimo más ir subiendo de nivel.

Eso pasa en todo lo que implique práctica o conocimiento. Ese punto final es el que más cuesta, y necesitas el 80% de tu esfuerzo para seguir subiendo de nivel, para cubrir el 20% restante.

 

Sobre DaveLopez 60 Artículos
Mi nombre es David López. Soy un diseñador gráfico madrileño responsable de imagen de algún lugar. Adoro mi trabajo y todo lo que le rodea. Experto en diseño gráfico, web y multimedia, así como en otras muchas disciplinas. Una especie de deportivo todo-terreno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*